miércoles, 8 de septiembre de 2010

Veo dos grandes paredes de agua














Por Ya'akov Ben Tzion



Para ALEF TAU http://alef-ve-tav5775ybtz.blogspot.com









Veo dos grandes paredes de agua dejando en medio un camino en seco y un pueblo de Israelitas, temeroso por la presencia de sus enemigos a sus espaldas, y sin más remedio que avanzar por entre las dos paredes de agua y ante la vista de ellas, llenos de incertidumbre, temiendo por sus vidas a cada instante, a cada paso, y encuentro este entendimiento. El enemigo con sus huestes en estos días es el mundo con sus estrategias para matar el espíritu, y aniquilar el alma del pueblo escogido. Con sus seducciones, con sus mentiras y sus trampas poniendo lazo a nuestros pies, con sus dardos de fuego, con espadas, que son las tentaciones a nuestros sentidos. Pero también con violencia y muerte, con acoso y sangre. Que está a punto de desatarse en el día de la angustia de Yakov. Al frente, las paredes de agua no es otra cosa que El Cristianismo de un lado, y del opuesto, El Talmudismo. Esas grandes paredes que amenazan con caer aplastantes sobre un pueblo que se atreve a cruzar por la senda en seco: Yahoshúa; El Nombre en el que hay Perdón, Salvación y Remisión de pecado [yetzer hará], Él Yeshúa, es Ha Derej (el Camino) y las religiones han tratado de encubrirlo del pueblo, de ocultarlo de la vista de los hombres que reverencian y sirven a YAHWEH. Al otro lado espera el Shabat, el reposo de YAHWEH, la tierra prometida. No sigas a las religiones. Sigue a Yahoshúa; nadie va a EL PADRE si no es por Él. Shliaj Shaul (apóstol Pablo) dijo: "sed imitadores de mí, como yo lo soy de Cristo (es decir de Mashiaj)".



Son esas paredes terribles que dejan traslucir la figura de horribles monstruos marinos, devoradores de hombres, aterrorizantes bestias que parecen salirse de esos muros para caer encima del pueblo que marcha en pos de su liberación definitiva. Libertad que YAHWEH ya otorgó a los que se hallaban dentro de las casas marcadas con la sangre del cordero del Pesaj, pero que ahora deben cruzar el mar en seco. Porque si bien son libres ya, aun no han entrado en el reposo de YAHWEH. Bestias que asoman a esas paredes de agua como se miran a través del cristal en un acuario, paredes que ahogarán con sus mentiras a los más débiles los niños a las mujeres y a los varones inconstantes, esto es: a los de doble ánimo, es decir; a casi todos nosotros, en cuanto dejamos de poner la vista en El Camino, en Yeshúa, para ponerla en el hombre, en la tradición y en la religión (sea esta cualesquiera que sea).



Se aproximan tiempos cada vez más difíciles, días donde la obscuridad se acentuará sobre la humanidad, cuando la tierra gemirá de dolor como la mujer que está de parto. Cuando las mentiras, y la comezón de oír engañarán aun a los que han sido llamados, y si se pudiera, aun a los escogidos. Cuando se levantarán falsos cristos (aun más de los que ya se han manifestado), cuando a causa del mal el amor de muchos se continúe enfriando, (el amor al prójimo y más grave aún, el amor a Yahoshúa Adoneinu (quiere decir Señor nuestro) y a YAHWEH Elohim, con lo que aumentará la rebeldía de los hombres. Pero también, días en los cuales, el Ruáj Ha Kodesh, (quiere decir: Esp'ritu S'nto), hablará por la boca de los enviados, los shlujim para redargüir de pecado, y traer las Besorot, y las enseñanzas del Mesías. Entre tanto, quiero decirte que:



Tienes derecho al conocimiento, pero no es el conocimiento humano lo que te mantendrá firme en el Camino, en la Emunah, esto es en la fe. Tienes derecho a ser alimentado con la Verdad, es decir con la Davar Emet: la Palabra de Verdad. Haciendo a un lado los conceptos filosóficos, o la interpretación humana, pues nunca la Palabra de YAHWEH, vino por voluntad de hombre alguno, tienes derecho a ser alimentado con leche espiritual no adulterada, para ir avanzando hasta la vianda sólida. Tienes derecho a ser restaurado y cuidado, enseñado en toda buena obra que YAHWEH ya preparó para que anduviéramos en ellas. Tienes derecho a ser advertido de las trampas del malo, y a ser reprendido para restauración, y renovación de tu entendimiento. Tienes derecho a ser equipado con las buenas nuevas (Besorot) en que Yeshúa instruyó a sus talmidim (esto es discípulos); antes de ser enviado (es decir ser un apóstol o un Shliaj en hebreo) para compartir las Besorot, no para hacer prosélitos para una religión o congregación religiosa, sino para extender las Besorot por todos los rincones de la tierra, para que todo aquel que reciba al Hijo, reciba al Padre, y sea salvo de la segunda muerte. Tienes derecho de Alabar a tu Hacedor, y servirle con tu Avodah (servicio) reverente, poniendo en práctica lo que nos enseñó Mashiaj (Yeshúa el Mesías): Amar a YAHWEH sobre todas las cosas, y a tu prójimo, pues todo servicio a nuestro prójimo es un Avodah a Yeshúa, y al Padre YAHWEH Tzebaot (YHWH de los ejércitos), y Kadish (S'ntificar) El Nombre de YAHWEH, y honra al Nombre de Yahoshúa. Tienes derecho a caminar por fe es decir en Emunah por el Camino, sin desviarte a derecha ni a izquierda.



Este es en suma, el mensaje que estamos llamados a comunicar, este es el Avodah agradable a YAHWEH. Esta es la obra de Yahoshúa Ha Mashiaj, Adoneinu. Baruj atá, Bendito sea Él.





Shabat Shalom Aleijem











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario reltivo al material publicado, puede expresarse libremente. El titular de la página, se reserva el derecho a eliminar los que contengan lenguaje prosaico, soez u obsceno.