martes, 28 de abril de 2009

ÉL ES DI-S

Isa 44:6 "Así dice YHVH, MELEK (Rey) de Yisra’el
y su Redentor, YHVH de los ejércitos:
Yo soy el primero y yo soy el último,
y fuera de mí no hay Di-s.


Tremenda afirmación esta, la recibida y transmitida por medio de ISAÍAS hace más de 2,800 años. Y superlativamente tremenda, si consideramos que diversos credos afirman cada una por su cuenta, estar predicando la verdad del VERDADERO, lo que implica de modo terminal, que solamente Aquel que pueda sustentar sin fallar ni un ápice lo que dictó a sus profetas como SU VOLUNTAD INQUEBRANTABLE, será el que pueda reclamar el derecho a ser llamado VERDADERO, HACEDOR, SUSTENTADOR, y todas las demás atribuciones inherentes al ser que ES Di-s.

En la Biblia Anotada de Scofield, afirma: El nombre ELOHIM que algunas veces se escribe EL o ELAH y se traduce Dios en castellano, es el primero de los tres nombres primarios de la Deidad. El, “poder” o “el que es poderoso”, y ALAH que significa “jurar”, “comprometerse a sí mismo por medio de un voto”, e implica por lo tanto la idea de fidelidad.

Scofield no indica la fuente informativa, y de dónde afirma que ALAH configura una de las raíces de la palabra ELOHIM, por supuesto que llama la atención la aparente similitud que hay con el nombre del ALLAH musulmán. ¿Acaso los hijos de Abraham: Ismael e Isaac recibieron una noción común respecto de Di-s como una herencia oral directa de su padre?
Más te habrías de asombrar al hurgar en fuentes islámicas según los lingüistas árabes acerca de los significados de ALLAH. Hasta podríamos sentirnos atraídos por la tesis en el sentido que, tanto ellos como los judíos y cristianos somos en efecto, pueblos emanados de dispensaciones y revelaciones sucesivas de la manifestación de ALLAH a los hombres, correspondiendo el ministerio profético de MOSHÉ para Yisra'el; con el ministerio profético y unción de YAHOSHUA para la cristiandad; con el ministerio profético de MOHAMED para el Islam.
El atractivo de dicha tesis, culmina cuando vemos que el Corán y la Biblia tienen solo similitudes, pero que hay enseñanzas que son excluyentes y que no pueden ser soslayadas, levantándose como muros infranqueables, que impiden la comunión de credo de las tres vertientes. Lo cual nos lleva a concluir que si la voluntad de Di-s es una revelación sucesiva para tres dispensaciones y tres credos afines, entonces: Hasatán (Sayatán, Satanás) -en complicidad con los hombres- introdujo mentiras que contaminaron la verdad en las tres vertientes: musulmán y judaico-cristiana haciéndolas virtualmente irreconciliables, conduciéndonos a la encrucijada de tomar una profesión de fe definida. Alguna de las facciones: sea judío o cristiano, o musulmán, (o las tres) por conducto de profetas falsos, y falsos maestros, ha transmitido la voz de uno que no es Di-s. Y si cada religión reclama estar llevando la Palabra y la Verdad, ¿Quién pues, se levantará como EL VERDADERO Di-s?

Isa 44:7 ¿Y quién proclamará lo venidero,
lo declarará y lo pondrá en orden delante de mí,
como hago yo desde que establecí el pueblo antiguo?
¡Que les anuncien lo que viene,
lo que está por venir!


Los hombres hemos levantado y llamado "Di-s", a lo que no es Di-s. Desde la más remota antigüedad encontramos un amplio panteón de divinidades que en todo el mundo han recibido el título de Di-s y Creador Único: Marduk, Zurvan, Ra. Y dioses que obtuvieron supremacía tras vencer a sus enemigos: Aura Mazda (Ormuz), Zeus (de quien se origina la pagana palabra: Dios), Júpiter. Y una pléyade de entes divinos que engrosan las listas del paganismo. Cuyos oráculos han dado a través de la historia sus propias cosmogonías.
¿Qué concluiremos entonces, que Di-s no existe? ¡No! Sino que, solamente Aquel que ha hecho y hará siempre Su Voluntad sin que haya quién se lo impida, será el ÚNICO que podrá reclamar con todo derecho Ser Di-s sobre toda la creación.


¿Podríamos negar que el macro-universo, y el micro-universo visibles, funcionan en armonía y sincronía? ¿Acaso, no es un concepto aceptado aun por los agnósticos, que la vida no sería posible si en la Tierra no se reuniera las condiciones necesarias: atmósfera, clima, agua, mares, ríos, vegetación, estaciones; y que en muchos sentidos dependen de la interacción de la Tierra con el sol, la luna y la presencia de fenómenos cósmicos en una concatenación que supera el cálculo la probabilidad, y el azar.


Los cielos proclaman la gloria de Dios, y la expansión anuncia la obra de sus manos. No hay mensaje, no hay palabras; no se oye su voz. Mas por toda la tierra salió su voz, y hasta los confines del mundo sus palabras. En ellos puso una tienda para el sol, y éste, como un esposo que sale de su alcoba, se regocija cual hombre fuerte al correr su carrera. De un extremo de los cielos es su salida, y su curso hasta el otro extremo de ellos; y nada hay que se esconda de su calor. Salmo 19:1,3-6

¿Sería el Sincretismo la solución del problema? ¡No! Porque el Sincretismo nos llevará a discriminar entre verdad y mentira de acuerdo al criterio de quien evalúa y dicta qué es lo que debe aceptarse, y equivaldría a incorporar todos los elementos de culto aceptados por cada uno de los credos, en una composta de ritos y liturgias que resultarían en el temido y abominable ECUMENISMO.

Isa 44:8 No temáis ni os amedrentéis.
¿No te lo hice oír, desde la antigüedad te lo dije?
Luego vosotros sois mis testigos.
¡No hay Dios sino yo!
¡No hay Roca, no conozco ninguna!"


En momentos críticos de la historia humana, Di-s se ha manifestado con señales y prodigios para sustentar Su Palabra, hitos que marcaron la fe de hombres, tribus y naciones, y (algo en lo que coincidimos los tres credos): islam, judaísmo y cristianismo, estamos en espera que vuelva a manifestar su gloria con grandes prodigios y señales, cuando traiga juicio sobre los impíos (o infieles), y HAMASHIAJ (La Roca de nuestra salvación) venga a tomar el trono de su MALJUT (Reino). Pero también se manifiesta en momentos cruciales en la vida de los individuos de manera directa y personal, y aún operando contra toda lógica y expectativa humana, lo que entraña los verdaderos milagros y señales (que nada tienen que ver con las "pirotecnias" y farsas de los "falsos ungidos" dispersos por la tierra). De esto podemos ser testigos.

Di-s CREADOR, por amor hizo (y hace) buenas todas las cosas, nos sustenta, y en ÉL todas las cosas subsisten. No tomó consejo de nadie para hacer la creación, para hacerla perfecta de tal manera, que de otra forma nada podría existir. Eso, hasta los agnósticos lo saben. Nos dio preceptos para que pudiéramos llevar una convivencia en armonía y justicia, prudencia y paz; sus preceptos son justos y su instrucción es perfecta. Es Justo, y Es Fiel, hará todo lo que dice que ÉL hará.


La ley del SEÑOR es perfecta, que restaura el alma; el testimonio del SEÑOR es seguro, que hace sabio al sencillo. Los preceptos del SEÑOR son rectos, que alegran el corazón; el mandamiento del SEÑOR es puro, que alumbra los ojos.
El temor del SEÑOR es limpio, que permanece para siempre; los juicios del SEÑOR son verdaderos, todos ellos justos; deseables más que el oro; sí, más que mucho oro fino, más dulces que la miel y que el destilar del panal. Además, tu siervo es amonestado por ellos; en guardarlos hay gran recompensa. Salmo 19:7-11


Isa 44:24 Así dice YHVH, tu Redentor,
que te formó desde el vientre:
"Yo YHVH (Adonai), que lo hago todo,
que despliego yo solo los cielos,
que extiendo la tierra por mí mismo;

Poderoso y Sabio, Quien tiene conocimiento de toda su creación, y para Quien nada hay oculto de lo que hacen los hombres.de modo que hasta los cabellos de nuestra cabeza están todos contados. Que al mismo tiempo que no vive en casas hechas por manos de hombres, y tiene su trono en las alturas, Vive latente en el corazón de quienes lo buscan; igual que despliega la expansión de los cielos, y de los cielos de los cielos con Su fuerza. Que es un Di-s de vivos, y no de muertos.

Isa 44:25 que deshago las señales de los adivinos
y enloquezco a los agoreros;
que hago volver atrás a los sabios
y desvanezco su sabiduría.

Un Di-s que escapa al escrutinio de la mente humana, por lo cual la interpretación de su palabra viene por el soplo de SU ESPÍRITU, y no por la inteligencia de los hombres; pues Sus pensamientos, no son como nuestros pensamientos, ni Sus caminos son como nuestros caminos. Por eso es que se hacen conjeturas a partir de las profecías, mas la certeza del que cree, es en Un Di-s que confirmará toda Su Palabra sin fallar en nada. Por eso: Solo ÉL ES DI-S.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario reltivo al material publicado, puede expresarse libremente. El titular de la página, se reserva el derecho a eliminar los que contengan lenguaje prosaico, soez u obsceno.