jueves, 20 de septiembre de 2012

Yo, Ya'akov אני יעקוב

Nací en la Ciudad de México. Soy Médico y ejerzo la Pediatría. Estudio las Escrituras, y busco las raíces del pensamiento Hebreo, pero principalmente, la consolidación de la fe deslindada del pensamiento mágico del Colectivo Inconsciente, y de la imposición religiosa y el engaño que esclaviza la voluntad y ofusca la mente, y pienso, que el conocimiento de la verdad es un derecho de todas las personas, pero que cada cual tiene derecho a establecer libremente qué desea saber, y qué prefiere ignorar. Estoy convencido de que la existencia no es obra de la casualidad, sino producto de un acto voluntariamente creativo, y que responde a un propósito y tiene una meta, y que la fuerza que mantiene el impulso de vivir, está en la fe y en el amor. Creo en un ser Único y perfecto de quien procede todo y quien estableció las leyes que rigen la Materia, la Física, el Cosmos, y las relaciones humanas. Que nos demuestra su amor y su paciencia a cada momento y en todo lugar; y que manifiesta su perfección a través de todo lo tangible, y aun de lo intangible, y que sobrepasa toda la capacidad de comprensión no solo de un hombre, sino de la Humanidad entera. Estoy convencido que las religiones y los religiosos, al pervertir la verdad y los propósitos del Creador, son responsables de tanta inmoralidad e incredulidad como hay en toda la tierra, son culpables además, de generar odios, y promover el derramamiento de sangre, culpables también del comercio que hacen con la fe, y responsables de las blasfemias. Culpables también de vender la Justicia al mejor postor. No promuevo doctrinas porque el camino a la verdad debe ser hallado por cada quien, sin que alguien más enajene la voluntad, ni haga usufructo con la ignorancia. No discrimino personas ni nacionalidades porque quien desprecia en forma alguna a hombre o mujer, desprecia a Aquel que lo creó. No soy tolerante con lo que es inmoral, pero soy misericordioso, prudente, y me esfuerzo en no juzgar, pues solamente Uno es digno de juzgar lo que está mal, porque Él, todo lo hizo bueno. No solapo la injusticia ni el abuso del poder, ni me hago cómplice de la violencia, menos aún, justifico el genocidio bajo ningún pretexto, y venga de quien venga. Adopté el nombre Hebreo de Ya'akov para comunicar lo que pienso, porque al margen de mi nacionalidad, me identifico con Israel (Génesis 32:28). Diariamente me esfuerzo por buscar la verdad, y por mantener la congruencia entre lo que pienso, lo que digo y lo que hago; pero soy consciente de mis constantes fracasos, por eso redoblo mis esfuerzos día con día. Porque el reino de Justicia solo dejará de ser una utopía, en la medida que cada cual se esfuerce por poner su parte para que sea una realidad. Pienso que la existencia corporal y su culminación, son simples hitos en la eternidad, y que la vida va más allá de estos, y no se limita a la funcionalidad biológica del ente, pues está dicho: "En esto consiste la vida eterna, que te conozcan a ti, Padre…." 
Y la eternidad, apenas y será el tiempo requerido para alcanzar ese objetivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo comentario reltivo al material publicado, puede expresarse libremente. El titular de la página, se reserva el derecho a eliminar los que contengan lenguaje prosaico, soez u obsceno.